CONSEJOS PARA APRENDER A ESCRIBIR


Tú solo quieres lo mejor para tus hijos. Pero ¿qué es lo mejor cuando se trata de enseñar a escribir ? ¿Dónde está la línea entre estímulo y presión? ¿Cómo puedes ayudar a un niño a relajarse? Aquí os dejamos algunos consejos e información sobre lo que padres y profesores pueden hacer para ayudar, y algunas cosas que deberían evitar.

 

CREANDO EL ENTORNO PERFECTO

Presta atención a la altura ideal de la silla y la mesa,  y ajústala a intervalos regulares, pues ¡los niños crecen muy rápido!

richtige Körperhaltung beim SchreibenUna posición correcta al sentarse también es importante. Practica con tus hijos una posición sentada con la espalda recta: Lo ideal es que el niño se siente recto detrás de la mesa con los hombros relajados. La altura de la mesa y la silla debería ajustarse para que los pies reposen completamente planos sobre el suelo. Los brazos deberían colocarse relajados sobre la mesa en un ángulo de 90º. Los codos no deberían elevarse y las manos no deberían ejercer presión sobre el cuaderno.

 

La posición correcta del papel también es importante para una escritura relajada:  ¡la hoja no debería estar completamente recta! Preferiblemente, una persona diestra debería rotar el papel unos 30 grados contrario al sentido de las agujas del reloj, y para una persona zurda es más fácil escribir cuando la hoja está rotada unos 45 grados en el sentido de las agujas del reloj.

 

Incluso antes de empezar a escribir, se puede entrenar las habilidades motrices necesarias con juegos sencillos. Puedes descargar aquí gratuitamente una hoja de ejercicios de habilidades motrices y “jugar” con tu hijo.

 

 

QUE SE BUSCA EN LOS PRIMEROS DIBUJOS Y LETRAS

  • drei-Punkt-Griff beim Schreiben und MalenLos niños, al principio, a menudo  presionan demasiado fuerte o sujetan el lápiz incorrectamente. Practica la sujeción correcta del lápiz por los tres puntos de sujeción. Es difícil romper un mal hábito.
  • El proceso de aprender a escribir se puede reforzar con el sonido de la inicial de una palabra que los niños puedan asociar a una letra mostrada junto con la imagen de un objeto o animal.
  • Alaba los esfuerzos del escritor novel y repasa por encima las faltas y tachones.
  • Tómate las preguntas del niño sobre el mundo de la lectura y escritura seriamente y  dale consejos con paciencia. 

 

CUANDO UTILIZAR QUE TIPO DE INSTRUMENTO

  • Esencialmente, ya que la mano no ha desarrollado todavía por completo habilidades motrices, como es casi siempre el caso con los niños, es recomendable un lápiz más grueso que el lápiz utilizado regularmente por adultos.  Un lápiz triangular o un portaminas grueso es aún mejor.
  • Adicionalmente, es sensato escoger un instrumento que ofrezca buena sujeción sin deslizamiento. Se recomienda buscar uno con zona de sujeción adecuada al tamaño de la mano y el dominio de la mano por parte del usuario, y mejor si está recubierta de caucho.
  • Además, se debería utilizar una mina resistente anti-roturas.
  • Utilizad un instrumento que proporcione una buena percepción táctil y auditiva, de manera que la escritura se pueda oir y sentir. Esto supone una ayuda cuando la inspección visual se hace más difícil debido al aumento de la velocidad al escribir.
  • Después del lápiz, para escribir con tinta es recomendable pasar a un bolígrafo ergonómico y no directamente a una pluma. El bolígrafo tiene en común con el lápiz que no es sensible a la presión, puede escribir siempre en un rango amplio de ángulos y, con la cantidad adecuada de tinta, que puede mantenerse baja con esta tecnología, es significativamente menos propenso a ensuciar que la pluma. Esto es especialmente importante cuando uno de los factores es ser zurdo. Así, el niño puede adquirir experiencia con tinta, que requiere mayor control y concentración que un lápiz, pero bastante menos que una pluma.
  • La pluma es una de las tecnologías dominantes de escritura más difícil de utilizar, y puede abrumar a un niño si la empieza a usar demasiado pronto. La pluma solo funciona con un rango de presión específico (demasiado poca: no escribe; demasiada, y el muelle libera tanta tinta que causa borrones), puede dañarse si la presión es excesiva y, en general, escribe en un rango de ángulos menor. El niño debe, por lo tanto, prestar atención continua a como escribe y no puede concentrarse en el contenido de lo que escribe.
  • Después de que el niño haya aprendido los fundamentos necesarios (por ej., la forma y el tamaño de las letras, el ritmo y la variación en la presión) y haya desarrollado un automatismo motriz para escribir, han quedado puestos los cimientos para diferenciar e individualizar su propia escritura. En este momento, se puede empezar a utilizar la pluma para escribir.
  • Esta “transición fluida” del lápiz al bolígrafo, y del bolígrafo a la pluma, representa un desafío para los niños, pero no les abruma, y da soporte a la formación de una escritura rápida y muy legible.

 

QUE SE DEBERIA EVITAR

Cuando un niño aprende a escribir, hay algunas cosas que podemos hacer mal, llevándoles a desanimarse.  Para evitarlo, aquí os dejamos algunos ejemplos de lo que los educadores no deberían hacer:

  • Cuando notas que tu hijo es zurdo, no intentes corregirlo de ninguna manera. Respalda su lateralidad. 
  • Naturalmente, quieres que tu hijo progrese rápidamente, pero no le desbordes con excesivas exigencias.
  • No ignores las preguntas que le surgen a tu hijo, como “qué dice” o “qué letra es ésta” Una respuesta informativa contribuye a su proceso de aprendizaje.
  • No asignes a tu hijo tareas difíciles sino más bien ponles objetivos asequibles para no desanimarlos  cuando están empezando a escribir.
  • No elogies cada detalle, sino más bien elogia el esfuerzo global de tu hijo.
  • No alejes a estos pequeños escritores centrándote en las faltas de ortografía.